Transferencia

PREGUNTA QA121: ¿Puedo preguntarle si puede explicar la diferencia entre transferencia y proyección?

RESPUESTA: Buena pregunta. La transferencia es cuando tienes ciertos sentimientos que no reconoces del todo y no comprendes el significado completo hacia uno de los padres o ambos. Estos mismos sentimientos no resueltos, conflictivos y contradictorios o ambivalentes se dirigen luego a otra persona que se supone que debe cumplir con su papel.

La proyección, por otro lado, es cuando sientes ciertas cualidades, tendencias, rasgos, aspectos en ti mismo con los que no puedes reconciliarte del todo, que no puedes aceptar del todo, de los que te alejas. Luego los experimentas en otra persona, donde los encuentras extremadamente molestos o te irritan. Eso es proyección.

Proyectas lo que es inaceptable para ti en la otra persona y reaccionas ante la otra persona como realmente reaccionas contigo mismo. La transferencia sería aplicable más a una relación humana y la proyección sería aplicable a una tendencia, a un aspecto en uno mismo.

 

PREGUNTA QA139: Como probablemente sepa, mi ayudante de imagen es la médium [Eva]. La odio mucho ahora y tengo ganas de dejar el trabajo. O quiero tener una sesión de imágenes con otra persona, pero no con el medio. Me siento muy mal por eso, ni siquiera puedo mirarla.

RESPUESTA: Bueno, amigo mío, como ve, aquí también se trata de señalar exactamente la razón. Mientras lo dejes ir por este vago sentimiento, te escapas. Y no debes huir, porque has trabajado duro y diligentemente todos estos años y con mucha buena voluntad y honestidad.

Ahora estás llegando a un punto en el que, en algún lugar, el ser interior tiene que tomar una decisión adicional, como tú lo has hecho antes, interiormente. No me refiero tanto al comportamiento externo. Esta decisión interna es: "¿Seguiré jugando ahora, fingiendo?"

Porque a pesar de sus esfuerzos honestos en este trabajo, y hay una motivación real y honesta para este Pathwork, también usa este Pathwork para fingir, para dramatizar, para jugar juegos y todo tipo de drama, y jugar.

Ahora, llega el momento en que tienes que tomar esta decisión interna: “¿Es real? ¿Va a ser real ahora? ¿Quiero vivir de verdad o quiero seguir siendo un niño jugando y así evitar la vida y huir de situaciones? ”

Realmente no odias a la médium [Eva]. Esto no es verdad. Odias tu propio miedo a esta misma decisión. Su progreso real en este trabajo lo ha llevado a este punto y odia esta decisión. Por tanto, busca formas de huir de esto. Y es tan innecesario.

Tu miedo es tan injustificado. No hay nada que temer. Sólo hay que temer cuando sigues viviendo fingiendo, jugando, actuando, dramatizando. Eso crea todo tipo de situaciones y circunstancias muy desafortunadas. Y lo que temes no es nada que temer, nada en absoluto, amigo mío. Ese es tu verdadero odio.

Fabricas un odio, que es una proyección de ti mismo, porque todavía no puedes admitirte a ti mismo y decir: “Bueno, aquí estoy. ¿Qué quiero hacer? Sería aún mejor si dijeras: “Ahora, tal vez no estoy listo todavía, pero aquí es donde me ha llevado mi camino. Mi camino me ha llevado al punto en que, ¿es real o quiero seguir fingiendo y actuando? ”

Incluso si dices: "Sí, seguiré fingiendo", fingirás menos que fabricar un odio tan artificialmente hasta que te convenzas y lo creas. No es verdad. Pero para ver esto por ti mismo, no debes correr, ya que resolver esto con otro ayudante no resolvería tu problema en lo más mínimo. Solo sentirías, en el fondo de tu corazón, el autodesprecio que te hace no afrontar y seguir adelante con algo que ni siquiera requiere coraje.

PREGUNTA: No tengo la fe para decirle lo que siento al respecto.

RESPUESTA: Bueno, hazlo de todos modos. Así que tomarás un poco más de valor y contarás un poco más. Lo ha hecho en el pasado y no le ha pasado nada. Si huye de sus propios miedos en lugar de atravesarlos, realmente no podrá cosechar el fruto de este trabajo que se merece. Te engañas a ti mismo por los resultados. No ves

PREGUNTA: ¿Eso está relacionado con mi propia crueldad?

RESPUESTA: Sí, ya ves, tienes mucha razón. Tu propia crueldad también es algo a lo que no te has enfrentado y que solo te atreves a expresar de formas muy indirectas. Estoy muy contento de que pudieras verlo y decirlo. Esto también es lo que temes. Y puede resolverlo con su Ayudante, que está en medio de este trabajo con usted. Cuando acudes a otra persona, que no sigue paso a paso, una sesión tras otra, ¿de qué te puede servir a estas alturas? Solo podrías comenzar en algún lugar completamente diferente y eso sería una fuga.

No temas. No va a salir como piensas. Pero identifíquelo. Ten el coraje de decirlo.

 

PREGUNTA QA213: En cualquier terapia analítica, hay una situación de transferencia que se construye. Muchas de las personas que están en el Pathwork también están haciendo bioenergética y creo que crea confusión sobre cómo lidiar con esa situación de transferencia. ¿Puedes darnos algún comentario sobre esto?

RESPUESTA: No veo ningún conflicto en el sentido que tú lo ves. La transferencia siempre está ahí y el problema realmente existe, no es que en bioenergética la transferencia deba manejarse de manera diferente a como lo es en el Pathwork. A mi modo de ver, desde mi punto de vista, la transferencia debe manejarse exclusivamente en la forma de ayudar a que la persona que está trabajando en el Camino sea consciente de su distorsión en la forma en que percibe lo que está sucediendo.

A menos que se haga esto, siempre existirán conflictos, ya sea que una persona esté solo en el Camino, solo en bioenergética o en ambos. Ahora bien, esta no es una tarea fácil, porque muchas veces una persona ni siquiera es capaz de sacar a relucir lo que percibe. Está tan ciegamente involucrado en lo que percibe que ni siquiera se discute; ni siquiera es un concepto consciente.

De modo que es habilidad del Auxiliar hacer lo que él o ella, el Trabajador, percibe en su Auxiliar o en otros con los que establece una así llamada situación de transferencia. Esa percepción tiene que ser claramente pronunciada, y luego la persona tiene que aprender a cuestionar sus percepciones, al menos, para empezar, a la ligera, y realmente tener una inversión en querer ver: “¿Es esa realmente la verdad lo que percibo en mi Ayudante, ¿en mi terapeuta?

A menudo verá que en esa misma pregunta, cuando se medita con ella, llega la respuesta inmediata desde adentro que dice: “No quiero saber la verdad. Quiero creer así y así ". En el momento en que se establece, nuevamente ya tiene un punto de vista mucho mejor, porque la persona al menos entonces es consciente de que se está aferrando intencionalmente a algo que puede no ser como él quiere verlo.

Eso ya aporta cierta claridad a la situación. Luego, cuando sea más consciente, y si no se le permite olvidar que eso es lo que percibe y que quiere percibirlo de esa manera, eventualmente, si así lo decide, querrá ver la verdad. Y luego comenzará a ver dos imágenes: una del pasado y otra del presente.

Poco a poco, irá apareciendo una tercera imagen: una, el pasado de la forma en que lo vio, y luego habrá quizás solo una visión nebulosa de cómo podría haber sido en contraposición a cómo lo vio. Y dejará entrar lo que es ahora, que por lo general no se corresponde en absoluto con la forma en que ve al Auxiliar. Esa es la única forma en que una situación de transferencia puede manejarse de manera verdadera y efectiva. A menudo puede llevar años, porque lo que está en juego, la insistencia y la intención de permanecer en ello y verlo de esa manera es tremenda.

Pero al menos debería quedar claro, tarde o temprano, que efectivamente existe tal intención, y la intención tampoco es querer ver la verdad.

PREGUNTA: Lo que no entiendo, o más bien lo que siento que es complicado, es que toda persona que viene al Camino tiene esta actitud distorsionada sobre la transferencia.

RESPUESTA: Todos, no solo en el Camino, sino todos.

PREGUNTA: Todos, en cada terapia, en cada esfuerzo. {Sí} Y luego parece que, a medida que el canal intuitivo del Auxiliar se abre para ayudar, sus relaciones con el pasado - la madre y el padre - fluyen en abundancia en el intercambio entre el Auxiliar y el Trabajador. Y en ese contexto, la situación es la misma que muchas otras terapias o situaciones.

RESPUESTA: Correcto. Es lo mismo. La situación es la misma. No se discute aquí si otras terapias lo manejan de esa manera o no. La pregunta es, ¿cómo, según la verdad más íntima, se maneja mejor tal situación?

Ahora, digo que cuando el canal está abierto por parte del Auxiliar, entonces aprenderá mucho más rápido a guiar a la persona a la que ayuda a sacar a relucir sus sentimientos personales hacia el Auxiliar y luego a examinar hasta qué punto son realidad, a en qué medida son repeticiones, visiones distorsionadas del pasado.

Esa es la forma de manejarlo. Si el Auxiliar tiene interés en no querer renunciar a una situación de la infancia, si él mismo está todavía distorsionado para su Auxiliar y tiene interés en ver la distorsión, no estará equipado para ver esto con la persona. él ayuda.

PREGUNTA: El año pasado, en una sesión especial para Auxiliares, mencionaste que los Auxiliares no deberían fomentar la situación de transferencia.

RESPUESTA: Correcto. Eso es lo que digo aquí.

PREGUNTA: Bueno, al mismo tiempo, te escucho decir que es necesario o positivo alentar al Trabajador a dirigir ciertos sentimientos o actitudes hacia el Auxiliar.

RESPUESTA: Entendiste mal lo que dije. No dije que fuera positivo que se debería alentar al Trabajador a tener una transferencia. Dije que la transferencia es inevitable y que el Auxiliar debería tratar de ayudar al Trabajador a manifestar los sentimientos que tiene hacia el Auxiliar y luego examinarlos. Eso no es lo mismo.

Lo que llamas transferencia se convierte en una etiqueta que abarca mucho terreno. Pero digamos la repetición de la situación de la infancia donde lo que está en juego es verlo de esa manera, eso debe sacarse a la luz y eso es absolutamente necesario. Esto no contradice lo que dije el año pasado. Fomentar una situación de transferencia no es lo que digo aquí en absoluto.

Siguiente tema

Compartir