Hitler y Mussolini

22 PREGUNTA: Entonces, la idea que existió durante un tiempo de que Hitler era el Anticristo es incorrecta.

RESPUESTA: Está totalmente mal. Hitler vino del mundo de las tinieblas. Eso es muy cierto. Pero, particularmente en el caso de Hitler, lo más probable era que le hubiera ido bien en esta vida. Antes de encarnarse, estaba en cierta escuela en el Mundo de los Espíritus. A través de encarnaciones anteriores, había merecido ciertos méritos y, aunque todavía estaba muy conectado con el mundo de las tinieblas, estos méritos justificaban que se le dieran ciertas instrucciones.

Antes de que viniera a la Tierra, se le dijo que, por un conglomerado de muchas circunstancias, todas ellas cumpliendo con las leyes divinas, se le otorgaría un gran poder, y que sería de acuerdo a su libre albedrío cómo usaría este poder. Incluso tenía una gran cantidad de poder psíquico. Hasta cierto punto, existían posibilidades de que hubiera usado estos poderes de una buena manera.

Eso puede sorprenderte. No quiero decir con eso que podría haberse convertido en un salvador, un santo o algo por el estilo. Por supuesto no. Estaba demasiado atado al mundo de las tinieblas para eso, no lo suficientemente desarrollado por el momento. Pero pudo haber logrado algún progreso en su desarrollo espiritual. Podría haber superado parte de la oscuridad que aún estaba en su alma. Y podría haber hecho algo bueno.

Sin embargo, estaba débil y no aprovechó esta oportunidad. Primero usó sus poderes solo un poco, sin saberlo, y luego cada vez más para los poderes de las tinieblas. Pero eso no se determinó desde el principio. Hubo un momento en su vida, en su juventud, y ahora podemos ver esta imagen, cuando estaba casi a punto de cruzar el límite. Simplemente no lo logró.

Una vez enredado solo un poco con los poderes oscuros, ya no podría reunir la fuerza para desenredarse de ellos. Entonces él no era un Lucifer de ninguna manera. En primer lugar, no podría haber vivido en la Tierra, si fuera algo así. Y particularmente en su caso, más que en muchos de los otros que lo rodeaban, que eran espíritus mucho más oscuros, existía la inclinación muy fuerte, comparativamente hablando, de esforzarse hacia arriba, de llegar al mundo de Dios. Si estudiara a fondo su vida, encontrará muchas indicaciones que confirmarían mis palabras.

PREGUNTA: En otras palabras, ¿era una figura trágica?

RESPUESTA: Sí, mucho más trágico que algunos otros.

PREGUNTA: ¿Y respecto a Mussolini?

RESPUESTA: Mussolini no fue exactamente el mismo caso. Su caso fue diferente en la medida en que no provenía de una esfera tan oscura como Hitler. Pero, por otro lado, no tenía tantas posibilidades de luz como Hitler. Su personalidad era más "pareja", si puedo usar esta expresión.

Hay personas, y es posible que las encuentre todos los días, y quizás algunos de ustedes caigan en la misma categoría, que tienen una fuerte inclinación hacia el bien, pero la discrepancia entre el bien y el mal en ellos es mucho más extrema que en otros. Son mucho mejores que otras personas, pero también, al mismo tiempo, mucho peores.

En consecuencia, un tipo de persona tendrá algunas esferas muy oscuras como sus hogares, pero varias esferas del mismo tipo, sin mucha diferencia entre ellas, pertenecen a un mundo de gris medio. A grandes rasgos, esta es la diferencia entre Hitler y Mussolini.

Siguiente tema

Compartir