Fuerza cósmica

151 PREGUNTA: ¿Cuál es la razón y quién tiene la responsabilidad de la incapacidad de la mayoría de la humanidad para percibir la fuerza cósmica? ¿Es que la mayoría de las personas desconocen la fuerza cósmica debido a la falta de desarrollo?

RESPUESTA: Sí, es falta de desarrollo, falta de conciencia. Ahora, ¿quién tiene la responsabilidad? Cada individuo, él mismo. La verdad, tan difícil de afrontar para tanta gente, es que nadie es responsable de nadie más. Esto puede parecer incomprensible a la vista de ciertos hechos históricos, o de consideraciones superficiales al juzgar según las apariencias y en posesión de verdades fragmentarias. Pero en el último y más profundo análisis, cada entidad individual es responsable de sí misma.

Pase lo que pase en el curso de la vida ofrece la oportunidad de desenvolverse y expandirse la conciencia. También es bastante cierto que un niño en el grado más bajo de la escuela no puede entender lo que entiende un adulto. Por tanto, no es pecado cuando una persona no puede percibir. Es diferente cuando alguien tiene la capacidad, pero no está dispuesto a hacerlo, cuando una persona podría desarrollarse y expandirse, pero lo obstaculiza deliberadamente con una destructividad y obstinación innecesarias.

Hoy, la humanidad en su conjunto está exactamente donde debe estar, donde no puede evitar estar, porque es la suma total de todos los individuos, pasados ​​y presentes, que habitan esta Tierra. Cada individuo tiene la oportunidad de hacer de cada segundo de vida una ocasión de expansión y crecimiento. Cualquiera que persiga seriamente este Camino puede corroborarlo.

Puede hacer que lo que le suceda sea el mejor trampolín, el mejor material para un mayor crecimiento, o puede permitir que le influya negativamente. Esto se aplica no solo a incidentes infelices, sino igualmente a eventos favorables. A menudo retardan el crecimiento tanto como lo hacen los traumas de la vida. Los acontecimientos favorables pueden fomentar la pereza, el estancamiento y la ilusión.

Lo que hagas de cualquier cosa que suceda determina si ayudará o dificultará la expansión de la percepción. La gente tiende a considerar las condiciones externas como los factores decisivos en sus vidas más que como sus actitudes. Son siempre las actitudes de uno las que determinan lo que es realmente importante.

Las fuerzas cósmicas pueden estar disponibles sólo superando las dificultades externas, que son el reflejo directo de las obstrucciones internas. Una vez que vea esto y sepa que es responsable, estará en el camino hacia la realización de su yo real, o para decir lo mismo de otra manera, la realización de los poderes universales.

PREGUNTA: Como médico, pregunto si hay alguna forma de que la fuerza cósmica se pueda aplicar de alguna manera directamente a los seres humanos por medios físicos, por dispositivos físicos, no necesariamente para resolver todo el problema, sino para ayudar a aliviar el sufrimiento y dar dirección. Por ejemplo, el acumulador de Wilhelm Reich y algunos otros dispositivos, como lo explica Cayce y otras personas que trabajan con esto, ¿son realmente intentos en esa dirección?

RESPUESTA: Sí, lo son. Estas, y muchas, muchas otras, en muchos rincones de la Tierra, que no se conocen públicamente, son formas de canalizar la fuerza vital para que fluya en los humanos donde debería y podría si no se hubiera producido un desequilibrio en el sistema. Es posible hacer que la fuerza vital esté más disponible para el sistema físico a través de dispositivos externos, abriendo así la posibilidad de una penetración interna de los poderes cósmicos en los reinos mental y emocional.

Sin embargo, debe entenderse que no importa cuánto pueda estar disponible a través de dispositivos físicos, la esencia de la fuerza vital es un poder mental o espiritual. Su disponibilidad depende de actitudes mentales o espirituales. El efecto de los dispositivos físicos debe, después de un tiempo, desaparecer si la mentalidad no se vuelve compatible con la naturaleza de este poder cósmico. Se puede usar física y temporalmente, hasta cierto punto, pero esa dirección tiene un límite.

La mejor manera de utilizar el enfoque físico es ayudar a la personalidad a reorientarse, lo que puede dar a muchos la resistencia necesaria que de otro modo les faltaría. Un cambio de personalidad no hace que las personas pierdan su singularidad, sino que las hace más únicas a sí mismas al eliminar las distorsiones, el desequilibrio y la destructividad.

La personalidad debe volverse compatible con este poder para no depender más de dispositivos externos, sino tener el acceso constante a la fuente inagotable de este poder en lo profundo del propio ser. Mientras las personas que trabajan desde fuera comprendan esto, todo está bien, porque entonces no se sentirán decepcionados cuando el efecto no dure.

Siguiente tema

Compartir